¿Si le haces un mantenimiento periódico a tu vehículo… por que no se lo haces a tu hogar? … te ayudaremos a cuidarlo.

En Grupo Métrica te vamos a dar unos consejos que esperamos te sean de gran ayuda.

 

Vamos a hablar de las fachadas. Estas han ido evolucionando con el paso del tiempo, debido a la aparición de nuevos materiales y sistemas, que han permitido que los arquitectos y arquitectas den rienda suelta a su creatividad, creando así esos edificios que siendo elementos estáticos son capaces de sorprendernos, diciéndonos … “ –oye, detente obsérvame, ¿ a qué te gusto?”, pero la fachada no solo es ese elemento de la edificación relacionado con la estética, sino que es ese elemento que junto a la cubierta, nos protege del exterior, proporcionándonos estanqueidad, protección térmica y acústica, por lo que es muy importante mantenerlo en muy buenas condiciones.

MANTENIMIENTO

Limpieza, es importante mantener limpia nuestra fachada, no solo por la estética, sino porque en una fachada limpia, podremos detectar más fácilmente el estado de los elementos que la componen.

Existen en la actualidad infinidad de productos de limpieza, pero siempre hay que buscar el idóneo, para el material del que está compuesta nuestra fachada.

También quiero comentaros que existen en el mercado productos hidrofugantes e incoloros, que una vez limpia nuestra fachada, la protegerán de filtraciones y nos favorecerán una limpieza, ya que harán a nuestra fachada menos porosa dificultando así la adherencia de la suciedad.

Fisuras, han de repararse una vez detectadas, estas podrían generar filtraciones a nuestra vivienda o provocar la oxidación de las armaduras existentes en los cantos de forjado, aumentando estas su volumen y generando desprendimientos que podrían ocasionar accidentes graves, por lo que deben de ser reparadas con el material adecuado.

Juntas de dilatación, cada dos años es aconsejable revisarlas, estas se sellan habitual mente con masillas de poliuretano, que se degradan con el paso del tiempo, por lo que es importante hacerles una inspección visual y repáralas si fuese necesario.

Sellados, cada dos años es aconsejable revisarlas, al igual que las juntas estos se realizan con masillas de poliuretano o siliconas, que pierden propiedades, pero que es importante mantenerlas ya que nos garantizan estanqueidad sobre todo en uniones con ventanas y alfeizar.

Elementos metálicos, revisarlos anualmente, comprobando así su anclaje especialmente si son elementos de protección como barandillas, rejas… etc., y si son elementos pintados, es conveniente repintarlos cada cinco años.

Bueno espero que os haya sido de ayuda, en la próxima entrada hablaremos de la carpintería exterior.

Tomás Molina, Responsable de proyectos en Grupo Métrica.

“Nuestro principal objetivo… tu satisfacción”.